La respuesta online al reto del bienestar frente a la crisis COVID19

Dice Alberto G. Luna en su artículo de El confidencial “La epidemia del SARS que tuvo lugar en 2003 causó, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 774 muertos en todo el mundo. Pero este virus que originó el llamado Síndrome Respiratorio Agudo y Grave dejó otras víctimas que no aparecieron reflejadas en ningún índice. Y todas con un denominador común: trastorno depresivo.

Hoy, el mundo ha sido golpeado a una escala mucho mayor por el covid-19. Más de 3,5 millones de contagiados y 245.000 muertos. Una nueva peste de cuyas secuelas psicológicas nadie, ya se encuentre confinado en una idílica casa con jardín y despertares de periódico en la puerta o una humilde vivienda de 40 metros cuadrados, está a salvo”

Samantha Brooks del King´s College de Londres afirma “Una cuarentena suele ser una experiencia inquietante. Nuestro estudio ha descubierto que tiene efectos psicológicos negativos. Y estos se pueden detectar meses o incluso años después de haber pasado por el aislamiento. Los gobiernos deben tenerlo en cuenta a la hora de poner en práctica estas políticas de contención sanitaria. No es un síndrome post vacacional”.

Las empresas llevan mucho tiempo trabajando la salud de sus personas, conscientes de que tienen un impacto directo sobre el absentismo, sobre la eficiencia de los equipos, sobre el “employer branding”, y la experiencia del empleado. Ahora se enfrentan a este reto en un entorno distinto, con restricciones operativas y presupuestarias, lo que hace que muchas puedan tener la tentación de dejar para otro momento abordar esta cuestión, ocupados por lo urgente.

 

En Mindset and Mindful® hemos diseñado un conjunto de programas para ayudar a nuestros clientes a cuidar a sus equipos y lideres en estos momentos cruciales de forma presencial y remota.
Aquí puedes ver el programa.

 

Cuanto antes se actúe y se trabaje con las personas estas situaciones y como abordarlas, menor será el impacto y mas rápida la recuperación a nivel anímico y motivacional de las personas en la organización. Gracias a la formación online se puede entrenar a las personas para que estén fuertes y no “se rompan” en esta carrera que comenzamos y que no sabemos cómo ni cuándo va a terminar.

¿Qué debe contemplar un programa de entrenamiento en resiliencia para los trabajadores?

1. Ha de existir interactuación. Podemos generar contenidos preparados, pero siempre es conveniente que exista interactuación entre el capacitador y el grupo para que se pueden compartir aprendizajes y dinamizar las sesiones de tal forma que el entrenamiento sea más efectivo y aprovechable. Además, hay que recordar que la formación en aula virtual es considerada por FUNDAE como formación presencial a efectos de bonificación.

2. Ha de ofrecer material complementario que acompañe a los empleados en su día a día para entrenar de forma efectiva. Plantillas de trabajo, material audiovisual, lecturas, etc.

3. Ha de ser interactivo y existir un canal de conexión 24x7 para ofrecer una “inmersión” en el entrenamiento. Una actuación intensiva que ayuda a las personas a generar los hábitos necesarios para fortalecerse y estar preparados ante este reto.

4. Ha de ser sencillo y conectado con la realidad del día a día del trabajador. Hoy en día el reto tecnológico es un estresor fundamental, aparece el teletrabajo y la multitarea asociada que supone un ladrón de efectividad y generador de estrés y tensión. A su vez cuando la mente de las personas comienza a divagar en preocupaciones como las que están apareciendo en esta crisis, su enfoque y capacidad de concentración disminuye, y su malestar y riesgo de padecer trastornos de carácter ansioso o depresivo aumentan. Por tanto, es necesario entrenar a las personas a gestionar su atención.

 

 

Contacta conmigo para solucionar cualquier duda.

Contactar

Cerrar

Contacta conmigo para solucionar cualquier duda.

Contactar